Entradas

El marinero que murió dos veces

Imagen
ESTE, que parece un cuento de fantasía, no es sino un trozo de historia real, un curioso jirón de la vida de un marinero que perteneció a la gloriosa tripulación de la "Esmeralda", la querida nave capitana de Arturo Prat. El marinero en cuestión se llamaba Luis 2º Ugarte y estaba embarcado en la vieja corbeta desde el comienzo de la Guerra del Pacífico. Al igual que todos los marinos de la "Esmeralda" y la "Covadonga", tuvo que sufrir las privaciones y peligros del bloqueo del puerto de Iquique, que estaba defendido por 8000 soldados peruanos.

Cuando los blindados enemigos "Huáscar" e "Independencia" descendieron sorpresivamente desde el Callao y asomaron a la bahía de Iquique al amanecer del 21 de mayo de 1879, el marinero Ugarte formaba parte del pelotón que hacía la guardia de la madrugada en la "mancarrona", como cariñosamente llamaban los tripulantes a la "Esmeralda". Él fue uno de los primeros en darse cuenta…

El sacrificio de la Fragata Essex

Imagen
ESTE es un suceso noble, característico de las guerras de otros tiempos, en que los hombres combatían con pundonor e hidalguía. Ocurrió frente a Valparaíso en 1814 y sus protagonistas fueron las fragatas "Phoebe" y "Cherub", de Inglaterra, y la "Essex", de los Estados Unidos. Singular combate en que se entremezclaron la mas fina cortesía y la crueldad mas despiadada.
El 8 de febrero de 1814, el gobernador Francisco de Lastra estaba en su oficina de Valparaíso cuando llegó ante él un oficial del puerto, presa de las mas violenta agitación. --Señor Gobernador --Le Informó --, en este momento entran a la bahía dos naves de guerra británicas: la "Cherub", de dieciocho cañones y la " Phoebe", de treinta y seis. --¡Santo Cielo! –fue todo lo que pudo exclamar el gobernador.
Pero ¿Cuál era la causa de su espanto? Una sola, simple pero grave. Desde hacía un mes en el puerto, reparando sus averías y aprovisionándose, la fragata norteamericana &…

La atroz decisión del teniente Caldera

Imagen
ESTA ES posiblemente una historia única entre los millares de historias de soldados que corren por el mundo. Increíble hasta el grado máximo, es, sin embargo, totalmente cierta. El protagonismo principal existió hasta no hace mucho tiempo.
El batallón "Aconcagua", organizado en San Felipe, participó en las últimas batallas de la Guerra del Pacífico. Según los sanfelipeños que componían esta unidad, su comandante era. . . era nada más que "una mala bestia". No son expresiones mías, sino del difunto veterano Francisco Máximo Caldera. Llamábase este comandante Rafael Díaz Muñoz y era calificado tan duramente por sus subordinados debido a su terrible concepto de la disciplina.
Pero es lo que ocurrió al abanderado de ese batallón lo que nos ocupa ahora; justamente porque ese abanderado era Francisco Máximo Caldera, que compartía ese honor con su hermano Benigno. Ambos tenían tallas de gigantes, sobrepasaban el metro noventa de estatura, y su gallardía era motivo de org…

La Fragata "Scorpion"

Imagen
LAS CAUSAS iniciales de la independencia de Chile son numerosas, pero existe una bastante ignorada, a la cual no se le ha dado la importancia que tuvo en su época. Ella es la llamada: asalto de la fragata “Scorpion”.

Muerto el capitán general de Chile don Luis Muñoz de Guzmán a causa de la tristeza que le sobrevino al enterarse del desquiciamiento moral de la corona española que revelaba la conspiración del infante Fernando contra su padre Carlos IV, le sucedió por orden de grados y del azar del brigadier Francisco Antonio García Carrasco, jefe militar de Concepción. Era el brigadier García Carrasco un hombre de campamento, que siempre se había mantenido alejado de la vida cortesana. Rudo y de maneras poco amables, se granjeó desde su llegada a Santiago la antipatía de los Patricios, tanto criollos como peninsulares. Contribuyó en generar una corriente en su contra el hecho que se trajera desde Concepción al doctor Juan Martínez de Rozas en calidad de asesor letrado, descartando de e…

El triste fin del Blanco Encalada

Imagen
CUANDO en las crisis bélicas los hombres son adiestrados en el arte de matar, siendo perfeccionados hasta el grado de que el segar vidas pasa a ser una necesidad profesional, es muy difícil después borrar de sus mentes la cruenta lección aprendida. Retornados al mundo de la paz, les cuesta ímprobos esfuerzos volver a ser ciudadanos pacíficos. Todas las guerras han dejado esa triste secuela; también la del Pacífico, que habiendo terminado en 1884, tuvo como corolario la revolución de 1891.

En la Alameda Bernardo O´Higgins, donde hoy existen jardines que enfrentan el palacio de la moneda, se levantaba en 1891 un edificio gris, de dos pisos, en el cual funcionaban la Comandancia General de Armas y el Estado Mayor del Ejército. En la mañana del 7 de enero de ese año sonó el teléfono que estaba sobre el velador del general Orozimbo Barbosa, entonces comandante general de la guarnición de Santiago; el aparato estaba conectado directamente con el gabinete del Presidente de la Republica, don …

El naufragio del Wateree

Imagen
QUE NUESTRO país es territorio de cataclismos, terremotos y maremotos no es necesario repetirlo. Sobradamente sabemos que pertenece al llamado “semicírculo de fuego del Pacífico”, cadena de volcanes subterráneos y submarinos extendida desde el Japón. Dentro de la innumerable serie de calamidades sísmicas que han azotado a nuestro país, existe una que dejó como recuerdo histórico el casco de un barco sobre el lomo de un cerro. Es la historia del “Wateree”.

Todos los geólogos del mundo coinciden en que la desconcertante constitución geográfica de nuestro país parece indicar que este se formo con el desborde de una horrenda erupción volcánica o tal vez de un cataclismo que sumergió a un continente en el pacifico e hizo emerger la cordillera de los Andes, cuyas cumbres eran antiguas islas. La secuencia de desierto, volcanes, islas, ventisquero, desparramados al lado poniente de la cordillera de los Andes forma un conjunto pintoresco equilibrado sobre un caprichoso zócalo que se suspende …